LosHiceYo

Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Una nueva imagen...

No hay comentarios
Hay que preparar el 2013, que ya casi empieza... Por eso, he pensado en dar una nueva imagen al blog, un poco diferente, haciendo uso de las herramientas que Blogger pone a nuestra disposición...

Aprovecho la entrada para comentar un par de cosas. La primera, el "trabajo en proceso" (WIP) que tengo entre manos... Era para Nochebuena, pero lo terminaré una semana después...


Qué será, será... Muy pronto ya se verá... ¡Jeje! Se aceptan apuestas en versión comentario... La elección, Punto Estrella (ese es el nombre que ponía/recuerdo del amarillento diagrama vintage...) en un hilo egipcio de algodón del 8.

La segunda cosa, va sobre las promociones... Ya dije con lo del Concurso de DMC que, desde que se explota la publicidad a través de los nuevos formatos, las compañías usan estos recursos para dar a conocer sus productos. En este caso, os hablo de una promoción de fnac, la multinacional francesa especializada (según wikipedia) en "compras de profesionales". Está dirigida a bloggers, y se hace llamar "We WISHLIST a Merry Xmas". Consiste en escribir nuestra carta a los Reyes Magos con productos de su web, con un importe igual o inferior a 2013€. Hasta la carta a Sus Reales Majestades se ha terminado por digitalizar... ¡Dónde vamos a llegar! Ahí está, pues, mi participación:



Esto, hace un total de 2003.95€, según el importe en la cesta de fnac.es, 2011.69€ al sumar sin los descuentos de la web. Lo cierto es que, si toca, la lista de los Reyes ¡¡es inmejorable!! Ahora bien: yo, para ser fiel a la tradición, escibiré mi carta a los Reyes Magos de Oriente como todos los años. Con la ilusión de un niño, no se juega!!

Un saludo a todos, y espero que me digáis que os parece la nueva imagen del blog (que no definitiva, pues blogger no me hace caso hoy)...
Juan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡¡Feliz Navidad!!

4 comentarios
Estas fechas están para disfrutarlas... Sin dudarlo, la Navidad está hecha para estar en familia, con la gente que queremos, y disfrutando de excesos de los que nos cuesta casi un año recuperarnos...

Y es época de concursos... DMC, la conocidisima marca de hilaturas, hizo uno titulado ¡Felices Fiestas!, a través de su blog, ElBlogDeDMC. Me hizo muchísima ilusión cuando presentaron el concurso, pues usaban uno de mis patrones, el del Abeto Amigurumi, para dar ideas de proyectos para participar, por lo que compré unos ovillos de Natura, y preparé una nueva versión con este hilo.


Usando doble hebra, con dos tonos diferentes de verde, acabé realizando mi diseño del Abeto. Usé dos ovillos completos de verde (me faltó un pelín y no quise empezar otro ovillo, así que modifiqué un poco el diseño), y uno marrón que quedó prácticamente nuevo. Me gustó muchísimo trabajar con este hilo... Cuando hago muñecos, suelo trabajar con lanas, y solo uso el hilo para las miniaturas, los collares, los complementos... De modo que trabajar con este (para mi) nuevo material, me supuso un grato descubrimiento... A medida que iba trabajando el proyecto, me decía a mi mismo que tenía que ganar, para que me regalasen como premio más ovillos de ese hilo (un claro ejemplo de S.L.Y.C.: Síndrome Lanar & Craft...) Pero el terror se apoderaba de mi a medida que pasaba el tiempo y no terminaba; tenía muchas cosas que hacer de la facultad, y cenas de cumpleaños, o de Navidad... De modo que estaba corriendo a pasos agigantados cada vez que tenía un rato libre para poder llegar a tiempo, antes de presentar el proyecto el día 10 de Diciembre... Con el Abeto ya terminado, toca la decoración. Habían presentado mi patrón en las ideas de concurso, de modo que tenía que decorar de forma diferente... Queriendo que los adornos fuesen perlé del 12, me estaba quedando sin tiempo (literalmente), de modo que solo tuve opción de crear unos bastones de caramelo, y ya está... Ni siquiera fui capaz de terminar la estrella para el Abeto (sigue en mi caja de UFOs a falta de hacerle 3 puntas), pero las miniaturas son bonitas, precisamente, por el trabajo que tienen tras ellas. Era día 10 de Diciembre, más de las once de la noche, cuando me dí por vencido con la estrella: no iba a llegar a tiempo. De modo que fuí a la caja de materiales, dispuesto a buscar ideas para presentar el abeto... Y allí, en un casillero, una bolsita llena de cascabeles en miniatura iluminó mi ingenio... Unas hebras de cola de ratón, todos los cascabeles de mi caja, y los bastones de caramelo deberían bastar como decoración para este año (el abeto, lo iré poniendo más veces...) Mil alfileres después, con sus respectivos cascabeles, estaban ya puestos en el árbol. faltaban 15 minutos para las 12 de la noche...

  

Corrí, disparé unas fotos, envié mi correo a las 23.59 de la noche, después de que el envío no parase de dar fallos, y unos días después, me notificaron que había ganado en una de las categorías del concurso... ¡¡Fue un subidón enorme!!

Pero, no os imagináis aún la sensación que me llevé al recibir el paquete en casa... Un mensajero de UPS llegó con una caja enorme, enorme. Decir que me quedé con la boca abierta es poco... Inventario, 
  • Un kit de amigurumi.
  • 20 ovillos de Natura.
  • 26 madejas de bordar + 1 especial.
  • 1 bastidor de 12cm.
Puede parecer poco una vez citado (creo que no me dejo nada), pero estoy seguro que la foto os impresionará tanto como a mi...

 

Solo puedo agradecer a DMC la organización del concurso... Pienso que Alicia está haciendo una labor genial en la gestión y difusión de la compañía en redes sociales. Sólo puedo agradecer el enorme premio recibido, y quedarme deseando que organicen uno nuevo para ¡¡volver a participar!! Aquí os pongo un enlace a la entrada de su blog donde enseñaban los trabajos ganadores, y los que quedaron como finalistas (y recibieron un obsequio igualmente...)

Estoy deseando crear algo con todo lo que me regalaron... En cuanto acabe lo que tengo entre manos (que espero me dé tiempo a enseñar antes de que acabe el año), me pondré a fabricar algo con este montón de materiales nuevos...

En cualquier caso, sed muy felices estos días disfrutando con quienes más queréis, y espero que paséis una muy, muy, muy Feliz Navidad.

Juan.

4 comentarios :

Publicar un comentario

Visitando la Tierra Media...

1 comentario
Creo que todo el mundo habrá oído hablar de la nueva trilogía dirigida por Peter Jackson basada en el universo de la fantasía por excelencia: el Mundo de Tolkien. Y es que desde que Jackson hizo accesible al público no lector una saga como la de El Señor de los Anillos, nada ha sido igual en el cine épico... Ahora en cines, El Hobbit, Un viaje inesperado, nos abre una puerta de agujero hobbit a una vieja-nueva saga llena de personajes, entornos y aventuras.


El Hobbit poco o nada tiene que ver con El Señor de los Anillos. Se trata de un cuento épico que narra la epopeya de unos enanos que contratan a un hobbit para rescatar su legitimo hogar de manos de un cruel dragón. Desde que leí este libro en mi adolescencia temprana, no he podido dejar de releerlo una y otra vez cada cierto tiempo...

Si os narro como han tenido lugar los hechos en esta ocasión, os diré que primero fue el libro, luego el Gandalf, y por último la pelicula... Este, es el 75 aniversario de la publicación de El Hobbit, y para conmemorarlo se ha editado en España una preciosa edición limitada de coleccionista del libro... No os imaginais que gusto da pasar sus páginas, tenerlo en las manos, verlo... ¡Es una edición preciosa!


Después, como no, me metí entre lanas para pelearme con ellas como casi siempre que realizo un muñeco con forma humana... De hecho, creo que aún no me convence del todo el modelo, y puede darse el caso de que modifique barba/peinado para buscar una solución más acorde a mi gusto... Pero el fieltro no me gusta mucho como complemento de mis muñecos salvo si es para poner un detalle muy concreto, así que tendré que pensar como arreglarle la cara a este pequeño Gandalf, el Gris (que es, sin dudarlo, mi personaje favorito con diferencia del Universo Tolkien). Hacer este personaje era algo que tenía que hacer. Por eso, me peleé con mi yo interior para generar un muñeco con forma humana, y no me disgusta el resultado, la verdad... Igual sigo con la saga; ¿qué os parece?


Por último, fui al cine (con Gandalf y más gente) a ver la película en 3D. Sólo puedo decir que salí del cine odiando a Jackson por hacer 3 partes de la historia, o al reloj del mundo por no estar ya pegado a la fecha del estreno de la segunda parte (Navidad del año que viene, día 14 de Diciembre). Si tenéis oportunidad de verla, no lo dudéis. Incluso si pensáis que esas cosas son de frikis, o tonterías por el estilo, tomaros la libertad de dudar de vuestra forma de pensar y regalaos un obsequio visual del que se hablará durante bastante tiempo...

Por el momento, esto va a ser todo... Hay jugosas noticias en el tintero, programadas para una entrada que no tardará mucho en aparecer, pero tenía que dar prioridad a Gandalf así que ¡estad atentos! Feliz Navidad!

Juan.

1 comentario :

Publicar un comentario

El mejor mes del año...

3 comentarios
Casi se está convirtiendo en tradición que cada Diciembre os comente que este es mi mes favorito del año... Me gusta el frío (el frío de Andalucía, pegadito a la costa, claro). Me gustan las ciudades engalanadas con luces, la gente en las calles, las comidas de invierno, las tardes largas tomando té calentito, las mantas para el sofá...Y, algo que me encanta es el humor de la gente. Es mucho mas frecuente que haya mal humor cuando hace calor que con el frío. No se por qué, pero es así... Quizás, por eso esta es una época perfecta para hacer regalos...


Y hoy os hablo precisamente de un encargo... Ya ha sido enviado y, aunque es para Navidad, dudo mucho que quien lo va a recibir llegue a leerlo o ver la entrada antes de que ocurra... Se trata de un elefante para una niñita pequeña enamorada de los paquidermos...


Inicialmente, su padrino quería que tuviese la trompa girada justo al revés, pero tras muchos intentos, determiné que quedaba mucho (muuucho) mejor de esta forma... Fue uno de esos diseños que vas haciendo sin demasiada confianza; ves como van saliendo las piezas, crees que están proporcionades, y sigues adelante esperando que cuando empieces a montar no tengas que deshacer las orejas, o crear una nueva forma para las patas, etc... Sin embargo, cuando empecé a montarlo me fui sorprendiendo a mi mismo. Mide unos 20cm, de trompa a culete, y unos 18 de patas a coronilla... Pienso, el tamaño perfecto para que una niña pequeñita se harte de jugar con él...


Aquí os he puesto una foto del elefantito de frente. El detalle de los colmillos es realmente genial!! Lamento, como siempre, la calidad de las fotos, pero hasta que no tenga todo bien organizado, me va a ser complicado mejorar... Siempre acabo sacando fotos deprisa y corriendo, disparadas muchas veces con el movil (que, por cierto, tiene muy buena cámara, pero en un formato un poco extraño...), y así os las enseño...

Por último, os adelanto un par de cosas: estoy participando en un concurso de ElBlogdeDMC, dónde, por cierto, han usado mi Abeto de Navidad como imagen del concurso para dar ideas. El caso es que se resolverá en unos días, y ya os enseñaré que he presentado cuando sepa si gané o no!!

El otro asunto es que, en unos días, se estrena la primera de las tres películas de El Hobbit. Por eso, estoy trabajando en un muñeco que quiero que venga conmigo al cine a ver la peli... Pero, a parte de eso, estoy participando en  un concurso (a ver como explico yo ahora esto...)... En el foro dónde hablo de mi lector de ebooks predilecto, hemos organizado una lectura conjunta del Hobbit. Yo, por supuesto, lo leí en formato físico, en la edición 75 aniversario que me compré hace no mucho y que he disfrutado como un enano. Por eso, uno de los usuarios del foro que regenta una tienda en eBay de Merchandising ha decidido hacer un sorteo de algunos objetos de la pelicula. El enlace a su tienda, por si os interesa buscar algo dentro de esa web para regalar esta Navidad a seres queridos (empezando por uno mismo) es EndorShop. Ya, cuando os enseñe lo que quiero hacer para el estreno de El Hobbit, hablaré en más detalle de este asunto...

Por el momento, me despido hasta dentro de no mucho!! Seguid creando!!
Juan.

3 comentarios :

Publicar un comentario

Se acerca el invierno...

1 comentario
Casi sin darnos cuenta, hemos pasado de tener unas temperaturas mínimas por encima de 16º, a unas máximas por debajo de esa marca... Se nota que el invierno lo tenemos casi encima...

En las costas del sur de España, no suele hacer mucho frío. Sin embargo, cuando entra, es casi imposible deshacerse de él: cala hasta lo mas hondo de tu ser... La pena es que ya pasamos a tener tardes así de desapacibles, donde solo la manta de lana y el té calentito nos ayudan a llevar mejor las horas de escritorio...

Quizás influido por ese frío, he recuperado la aguja de ganchillo para acabar un trabajo que tenía pendiente (ya os lo enseñaré), y un par de días después de Halloween tuve listo un pequeño murciélago que cuelga feliz de mi teléfono... Como cuando me puse a hacerlo solo tenía completo en mi caja de hilos un ovillo de color verde, ese fue el color en que el bichejo acabó tejido... El diseño no es mio, pero si tiene ciertas modificaciones que lo acercan más a mi forma de tejer. En cualquier caso, las alas son una pasada: ¡¡son perfectas!!

Hoy os voy a compartir un par de fotos del muñeco. Como os dije, estoy tratando de dar un mejor aspecto a las imágenes que tomo de los muñecos que os presento. Eso, aún me tomará algún tiempo, y ahora viene el pero: las redes sociales forman parte de nuestra vida cotidiana. Para mí, es muy cómodo usar Instagram, y compartir la foto de turno por Facebook o Twitter con un filtro de imagen que la ponga algo más bonita y llegue a gran parte de quienes me puedan estar leyendo...


Arriba, la foto procesada. Abajo, la imagen original (tomada de noche, a la luz de un flexo)... Esta clase de aplicaciones móviles tienen tantos usuarios precisamente por hacer accesible algo que, para alguien no iniciado en entornos de diseño gráfico, es un imposible... Hay degradados, sobre-exposiciones  se mueve la saturación de según que colores... Y todo eso con un solo golpe de dedo. Debo decir, además, que la foto antes de ser procesada era ya bastante bonita, para estar tomada con un teléfono...


Espero que os haya gustado mi murcielaguillo... Habría estado mejor tejerlo con otro(s) color(es), pero como no había nada en casa, ni tenía intención de gastar dinero, pienso que así está perfecto... 

Un saludo enorme a quien pase por aquí, y ¡¡hasta pronto!!
Juan.

1 comentario :

Publicar un comentario

El TeddyCambio se acabó...

5 comentarios
Como bien sabéis, he participado en un intercambio de ositos organizado por Silvia, de ElDuendeDeLosHilos. Y ya que, por mi parte, todo está cerrado, puedo enseñar que fue lo que hice, y que me han regalado a mi!! :)

Esta clase de "juegos", donde la expectación por saber quién te regalará a ti, o por saber si acertarás con tu regalo, etc. son la mar de divertidos. Si a eso le sumas que participan artesan@s que sigues desde hace tiempo, y cuyos trabajos sabes que son excelentes, pues mejor aún... Desde aquí, mi felicitación a Silvia, tanto por sus buenas cifras de seguidores, como por lo genial del intercambio... Teddycambio... XD

Ahora, os enseño las fotos correspondientes, que ya está bien de tanta palabrería... En primer lugar, un par de imágenes del osito que yo hice para Melma. Pinchando en su nombre os podéis dar una vuelta por su blog... Realiza unos trabajos muy, muy cuidados que, sinceramente, pienso que ya le han granjeado su hueco personal en este mundillo.


Este osito, la verdad e que me encanta. Tiene, como extra, que sus bracitos y piernas son movibles. Así, puedes jugar con el y ponerlo sentadito, o hacerlo que espere en tu estantería de pie... No era obligatorio para el intercambio poner ningun extra en el paquetito, pero eso de mandar cosas solas nunca está bien: agregué unos cuantos caramelitos blandos (y Melma me comentó que su osito olía a caramelos que da gusto, así que valor añadido...), unas madejitas Roja, Naranja y Turquesa (colores favoritos de Melma), unos cuelga-móviles y unos cuantos alfileres para marcar por donde vas... Todo ello, correctamente relatado en el libro/carta que le hablaba a Melma...

Y hay que explicar, además, la odisea del paquete. Decidí certificar la carta, que ya sabemos como funciona Correos en España. Pues bien, el cartero de la zona de Melma decidió dejarlo donde le pareció: llovía, habían salpicado ligeramente la etiqueta, y no se leía bien el número. Quién lo recibió, una señora mayor que vive allí de toda la vida, acababa de tener un nieto, y pensó que el paquete era para él. Se lo dió a su hija. Ella, al leer la carta, se dio cuenta del error y me escribió. Finalmente, pude orquestar la recogida, y se lo dieron a Melma (que es relativamente nueva viviendo en esa zona...) Así que además de gustarle y oler a gominolas, mi osito si que tiene una historia que contar...

Y, ahora, ¡¡mi regalo!! Secretamente, Sunny, de ohsosunny.com, me tejía algo para mi... La pobre, confundió fechas, y mi paquetito llegó algo más tarde de lo que ella hubiese deseado, pero la espera mereció la pena!! Ese precioso osito está en mi estanteria, con esa barriguita que parece una bandera de Japón... Precioso! Además, una rica selección de tes, y un ovillo  de un color precioso (creo que me he enamorado de una nueva lana) con una aguja de ganchillo para que me teja algún muñeco... 


Sinceramente, espero que todo vaya igual de bien para todo el mundo, pues a mi me ha ido de lujo. Tengo en mente renovar la imagen de mi blog, que está demasiado sobrecargado con esa mano allí arriba, pero no tengo demasiado tiempo para dedicarle ahora mismo... Sin embargo, espero que llegue pronto el cambio, y no descarto hacer algo parecido, pues siempre que participo en un intercambio (en inglés, swap), acabo encantado...

Nos leemos pronto,
Juan.

5 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 10)

4 comentarios
Con ésta, doy por finalizada la serie de entradas veraniegas.

Han sido muchas las cosas que pasaron este verano. Nuevas técnicas, nuevos materiales, nuevos resultados... Es por ello que quise realizar esta serie, dando a conocer que pueden dar de si materiales tan sencillos como unos ovillos de hilo y una aguja de crochet (fundamentalmente).

Resulta muy gratificante que tu trabajo le guste a la gente. Más, cuando esto ocurre con personas que ni tan siquiera forman parte de tu vida cotidiana. Es ese aliciente el que nos lleva a muchos bloggers dentro de esta comunidad temática a difundir creaciones, técnicas o descubrimientos. Para mí, un hecho de satisfacción personal radica en materializar una idea y conseguir un resultado que me satisfaga (y soy muy auto exigente...) Si yo vi algo que me inspiró una idea y me hizo divertirme durante su realización, pienso que compartir el resultado puede ayudar a la creatividad de otros.

Lo que hoy os enseño creo que es, con diferencia, la pieza más llamativa de todo lo que hice este verano. Se trata de un collar, con un colgante. La técnica, crochet. Los materiales, hilo de algodón, hilo de seda, y abalorios. El resultado, creo que no exagero si digo que es espectacular...


El cordón fue tejido de forma circular, usando una hebra de hilo de algodón blanca y otra de hilo (minúsculo, de bobina) de seda verde. Por eso, se ve ese efecto un poco jaspeado en el cordón, pero que a la luz del sol lanza algún que otro destello imprevisto. Además, cuenta con un detalle en amarillo para romper la simetría de la pieza y dar un toque diferente. En cuanto al colgante, es la pieza estrella del conjunto. Está creado en torno al abalorio redondo del centro, con hilo de algodón de color crudo, que pasaría los filtros de la moda para ser considerado vintage, y presenta relieve en su textura por el punto utilizado. En el borde superior, un trozo de cordón igual al principal lo bordea, y la fila de abalorios en colores alternos completa la simetría de la pieza por abajo.


Fueron varias las técnicas a emplear en esta pieza: hubo que tejer el tubo, a rellenar, para el cordón del collar; tuve que trabajar punto de garbanzo para la pieza central; tejer con abalorios para el filo inferior fue otra de las partes que hice y deshice unas cuantas veces, y ser capaz de encajar la parte trasera para que quedase un trabajo límpido tomó otro tanto...

Del resultado, no puedo estar más orgulloso. Supuso retos muy dispares, pero el resultado es de absoluta pieza joya (pese a la nobleza de los materiales).

Concluyendo con la serie de Producciones veraniegas, para mi ha sido todo un placer escribir esta serie de entradas, y hacerlo antes de la llegada del otoño fue un punto a valorar muy positivamente (para mi). Ahora, tengo algún proyecto en mente que me tomará algo de tiempo, pero creo que sacaré algún ratito de donde sea para enseñaros lo que vaya saliendo de mis lanas y mis hilos...

Un saludo enorme, 
Juan.

4 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 9)

No hay comentarios
Penúltima entrega de mis quehaceres veraniegos...

Si os soy sincero, esta entrada la guardaba para otra cosa, pero se quedó en Almería a falta de un rato para terminarla, así que llegará próximamente... Se trata de una idea de esas que gustan tanto cuando las ves, que debes hacerlas sí o sí... Y esta entrada trae algo que ha pasado por ese mismo filtro pero en un punto tan alejado que no tiene nada que ver.

Supongo que todo (o casi todo) el mundo que nos movemos por la red con nuestra afición craft hemos visto en alguna ocasión esas alfombras maxi-tapetes hechas con cuerda, o muñecos de tallas insospechadas hasta el momento... ¡Y eso se puede lograr con estas gigantescas agujas de ganchillo! En mi caso, un enlace te lleva a otro, y acabas viendo un sitio de confluencia del movimiento DIY en Barcelona (ciudad activa donde las haya en España para estos menesteres), y acabas llegando a Gloria Fonseca, de Crochetismos, con sus enormes agujas a la venta... Las agujas, me las regaló la prima Mari a cambio de las pulseras que le hice...


Debo decir que me ha gustado mucho la experiencia de tejer mi alfombra redonda para los pies de la cama con cuerda, y el ganchillo XL (de 20mm de diametro). Como usé, por una cuestión logística, una cuerda de 4mm (un pelín fina para este ganchillo), tuve que limitar la confección de mi alfombra a punto bajo, y algún palote. Si me ponía a hacer calados quedaba demasiado hueco: no se veía bien. Se recomienda un grosor de hebra de 6mm para este gancho, y un grosor de 10mm para el ganchillo XXXL (29mm de diámetro). Tenéis que disculpar la calidad de esta foto, pero es de noche, y no tenía el pulso muy allá. Usé dos bobinas de hilo (descambié otras dos, para comprar cuerda mas gruesa para mi próximo intento). Está bien para los pies de la cama, pero ya haré alguna otra cosa que se acerque más a mi idea, un poquito más grande.

Si. Lo confieso: me estoy convirtiendo en un radical del ganchillo; me encanta hacer cosas muy, muy pequeñas, o trabajar con hebras gordas como un dedo. Con esto no quiero decir que esté perdiendo el gusto por mis trabajos habituales (que espero retomar ya mismo), trabajando con mi querida aguja Clover de 2.3mm, y mi lana habitual. Pero trabajos como los collares de mi madre, o esta alfombra con cuerda, me resultan muy agradables de iniciar y concluir después de pelearme con las dificultades que entrañan... ¡Me encantan los retos!

Aprovecho esta entrada (que repito no era la prevista) para enseñar una funda que hice con una cuerda engrasada que encontré en una cordelería, y trabajada con un crochet de 5mm. Es para guardar mis agujas de ganchillo dentro de mi lata de materiales. Así, he reducido el espacio que ocupaban (las tenía guardadas en sus envoltorios originales), y di uso al ovillo para comprobar que se trata de un material que cunde realmente poco para la técnica que suelo trabajar... 


Espero que os haya gustado mi alfombra.... Y mi cacharro guarda-agujas... Por cierto: lo mismo que no me gusta la foto que resultó de la alfombra, os diré que esta funda ha resultado ser muy foto génica. Tengo como propósito mejorar en la calidad de mis fotos, así ya veremos como lo hago...

La semana que viene termino de exámenes, y acabo con las entradas del verano. Os enseñaré, además, el osito que mandaré al Teddycambio de El duende de los hilos, donde os dije que estaba participando. 

Tened un buen fin de semana, que sea todo lo productivo que la mitad de Septiembre que queda os permita, y ¡¡nos leemos pronto!!
Juan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 8)

2 comentarios
¡¡Muy buenas!! Se está agotando el verano... Ya es Septiembre, y se nota como ha cambiado el tiempo (al menos donde vivo...)

Con esta, ya suman 8 las entradas referidas a mis "trabajos" veraniegos... Y es que ya os avisé, a principio de Agosto, que este verano había sido muy productivo en esta materia... Ahora, estoy un poco más liado, con las agujas en su lata, en el último estante. Y es que los exámenes no perdonan... Como hice un examen ayer y hasta la próxima semana no tengo el siguiente, esta mañana decidí echar un rato con el portátil. Lo he desarmado todo, todito... Casi 500 tornillos después de haber empezado, llegué a mi meta: el ventilador... Limpio ahora de polvo y más polvo, no se oye ni un soplido, y ha dejado de sobrecalentarse... Me daba un poco de miedo desarmarlo (vaya ingeniero, pensaréis, porque lo mismo pensé yo). Y es que los amados ingenieros japoneses que tuvieron a bien diseñar mi ordenador decidieron que limpiar el ventilador debería ser obra de ingeniería en si misma. Pensad que para poder acceder a mi ventilador, solo quedaban dos (dos!!) tornillos sujetando la pantalla a la placa base en todo el ordenador. Esto es que hay que llegar a despedazar el portátil entero, entero, para poder quitar una cubierta trasera... Pero ya está hecho, y ahora todo va a las mil maravillas...

Hoy os enseño unas pulseras... Pulseras de Macramé y tuercas... Empezaron como siempre: un par de pulseras para mi madre, con materiales que había por casa rodando. Están hechas con cola de ratón, y tuercas de componentes electrónicos (motores, etc... que son más caras, la verdad...) Pero la historia ha acabado traspasando las fronteras de casa, y llevo ya vendidas más de 20... ¡Jeje! Mi madre, mis tías, primas... incluso mi abuela se han llevado las pulseras por ahí, de paseo, y han vendido para mi... ¡Mil gracias a mis agentes de ventas! Ese dinerito es para guardar lo que pueda, que tengo que ahorrar mucho para visitar Japón, de nuevo, el próximo año.


Así que enlazando con lo anterior, si alguien está interesado en comprar algo de lo que hago yo, no dudéis en poneros en contacto conmigo para ver si podemos alcanzar algún acuerdo.

Como siempre, abajo del todo os dejo un pequeño resumencillo de todo lo que he ido haciendo, si bien podéis usar la lista que hay al lado derecho de vuestras pantallas para saltar a la entrada que queráis. Os cuento ya que sólo quedan dos entradas de esta serie. Una es para enseñar un material que adquirí en verano (y del que os dí pistas en alguna entrada anterior), y el otro el collar estrella de esta serie (a mi parecer...) Espero que os hayan gustado las pulseras de hoy y ¡¡hasta la próxima entrada!!


Nos leemos pronto,
Juan.

2 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 7)

3 comentarios
Finalmente, para el capítulo de hoy me he decantado por este collar...

Se trata de algo más que visto entre las "joyas" tejidas con crochet. Lo cierto es que ribetear un botón no es la idea más novedosa que puede ocurrirse a alguien, pero el hecho de usar botones de nácar y un abalorio grandote confiere al collar un cierto carácter muy étnico (leñe con las tildes, me ha dado hoy por usar palabras que las llevan...) Los botones de nácar son algo "incómodos" de trabajar con esta clase de técnicas, pues no son uniformes en sus superficies. En esta ocasión, de la caja de materiales salió un cierre metálico de esos que son un palito y un circulillo para rematar la lavor...


Además de los mencionados botones y abalorio de nácar, el hilo empleado para tejer el collar (o más bien, componerlo ribeteándolo) fue el mismo del collar de tiras y abalorios del capítulo 3 de éste verano. Es un hilo que queda muy aparente para esta clase de trabajos, a decir verdad, pues tiene bastante cuerpo y se sustenta muy bien una vez trabajado. Si bien es cierto que se trata de uno de esos ovillos que deben vivir fijos en un mismo lugar siempre que los trabajas: nada mas retirar el fajín del ovillo, un buen número de vueltas se desmoronan. Y cuando lo estás gastando, para evitar líos indeseados, otro montoncito cae... Por suerte, no es un hilo propenso a quedar enganchado, dando lugar a esos nudos inoportunos que todos nos hemos afanado en deshacer en más de una ocasión... Debo mirar el fajín, y comentar como se llama, pues si os da por hacer alguna cosa de este estilo es altamente recomendable.


A las alturas de mes que nos encontramos, está claro que no voy a ser capaz de enseñar todo antes que acabe Agosto... Estoy contento de que el marcador de visitas crezca con cada entrada que escribo, y sé de buena tinta que hay mucha gente leyendo al margen de los comentarios. Sin ir más lejos, todo el contenido que yo mismo consumo lo leo a través de un lector de feeds (para quién no esté puesto en estas cosas, es una especie de "suscripción" a tus lugares favoritos que se encarga de colocar todo el nuevo contenido en un mismo lugar) en el móvil, con lo que los comentarios a entradas geniales que leo quedan en el olvido la mayoría de las veces. Pero, dentro de poco, voy a forzar a todo el mundo que pase y lea a dejar algún comentario... Cualquiera que lleve algo de tiempo en este mundillo sabe a qué suena eso, pero os dejo con la intriga hasta que madure la idea...

Ya van quedando menos cosas para mostrar... Hay entradas algo menos interesantes, como la anterior, pero no quería dejarlas en el olvido. Pero se de buena tinta que os tienen que estar gustando más de una entrada. Nos leemos pronto,

Juan.

3 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 6)

1 comentario
En esta ocasión, como prometí en la entrada anterior, traigo más pulseras.

Se trata de un diseño no demasiado llamativo. Es una pequeña reinvención de las clásicas "Pulseras de la amistad" que se hacían (y supongo que se seguirán haciendo) en los campamentos de verano de nuestra infancia, excursiones, grupos de scoutt, etc. Y son una evolución de esos diseños pues incorporan una mitad de cadena, y otra con los clásicos nudos que caracterizan estas pulseras... La terminación no es más que un sencillo nudo corredero para ajustar a cualquier muñeca.


Respondiendo a algunas preguntas que me han formulado en más de una ocasión (y recientemente en algún comentario), muchas de las cosas que hago son inventadas, inspiradas o directamente imitadas de internet... Este recurso infinito de comunicación que es la red de redes trae muchas ideas a cualquier cabeza, y una vez que empiezas, las ideas evolucionan... Sin ir mas lejos, esta pulsera a mi no me llamaba mucho la atención, pero la ví en una muñeca con muchas, y decidí imitarla para simular ese efecto (suelo ser bastante preciso imitando según que cosas...) En el caso de otras creaciones, como puede ser la de tiras y abalorios, y su posterior evolución a collar, no tuve más inspiración que una descripción muy somera de mi madre antes de meterme en faena... Luego he encontrado cosas parecidas por la red, pero es inevitable teniendo en cuenta la cantidad de gente que somos haciendo estas cosas; no obstante, me gusta pensar que lo que yo hago conserva un poco de toque personal...

¿Qué nos deparará la próxima entrega? ¿Tardará mucho? ¿Llegará pronto? Si os habéis saltado alguna, siempre podéis recurrir a la pequeña lista que crece ahí debajo...

Nos leemos pronto,
Juan.

1 comentario :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 5)

1 comentario
Hoy, para romper un poco con la monotonía de piezas de decoración corporal femenina, os traigo un pequeño encargo que hice. 

Se trata de un regalito para un bebé aún por nacer. Es un perrito la mar de simático, que hace ruido cada vez que se mueve. Lleva, para completar su atuendo, una graciosa pajarita roja con un cascabel que le encanta hacer sonar. Fue un diseño inspirado por una revista Amigurumi Collection, pero modificado: hay según que formas que no son mi estilo...

La naricilla es bordada con madeja... Hasta ahora, siempre lo había hecho con el mismo tipo de lana que uso para tejer los muñecos, pero así queda bastante conseguida... Además, no se aprecia en las fotos, pero tiene una colita la mar de graciosa... Espero que haga feliz al niño si le acaba llegando la mascota... Y, lo más importante, que no acabe volviendo locos a los padres con los cascabeles que lleva por dentro. Por suerte, el relleno amortigua un poco.



Para la próxima entrega, aún no se si traer un collar o una pulsera... Lo más seguro es que acabe siendo una pulserita, para seguir la secuencia que empecé. Lo que si puedo avanzar es que la última entrada de esta "serie veraniega" será un collar. Por sus colores (y el contenido de su armario) mi madre lo acabará usando cuando "se vaya este calor tan horroroso". Así que me lo reservo para el final...

Nos leemos pronto,
Juan.

1 comentario :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 4)

2 comentarios
Hoy os voy a hablar de otro collar. Este, podemos llamarlo Collar de botones flúor.


Y es que viendo la foto, no se puede decir que el collar no presuma de llevar unos cuantos botones... Fue, con diferencia, del que más me harté haciendo. Y es que esa "cinta negra" que soporta los botones no es mas que un precioso hilo del 12 negro como la noche más oscura dentro de una cueva oscura... Y como es un buen trozo, mide medio metro aprox, tuve mis 10 metros de punto bajo negrísimo si es que no fueron más... Era el mejor contraste posible para los botones, y es que con esos colores tan llamativos (tan... flúor) no pegaba otra cosa... Como cierre, puse varios botones, de modo que si mi madre quiere llevarlo un pelín más cortito, o algo más holgado (pese a ser una gargantilla), tiene opción abrochando donde ella prefiera.



Por mi parte, ya hemos plantado el invernadero otra campaña más. Uno de estos días os traeré una foto para que veáis como de bonita es la planta cuando es así de pequeña... Entre agujas, estoy con el TeddyCambio de El Duende de los Hilos, que tengo que dejar terminado esta semana (mas bien, hoy...), y algún que otro proyecto que ya veréis...Con esto, por no extenderme demasiado, ya hay una entrega más de este verano escrita. Desde luego, nadie puede decir que no estoy siendo productivo... ¡¡Y eso que no estamos ni en la mitad!! 

Nos leemos pronto,
Juan.

2 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (capítulo 3)

2 comentarios
Creo que mucho estoy alargando estas entregas si tan sólo hago un par a la semana... Me parece que voy a tener que agilizar un poco si os quiero enseñar todo lo que hice y estoy haciendo, porque el contador no para de subir...

Hoy os voy a ampliar la entrada anterior, y es que voy a explicar como se teje con abalorios. La técnica para tejer como se vio la pulsera, o como se ve el collar de hoy es la mar de sencilla. Lo primero es cargar el hilo con el que vas a trabajar con los abalorios. No importa que sean demasiados, pues una vez empezado no puedes meter más. Luego vas haciendo cadenas (cadenetas), como si trabajases el inicio de una labor plana. Entonces, de forma regular (en mi caso cada cuatro o cinco cadenetas en función a si era el collar o la pulsera) dejas un abalorio  pegado a la última cadeneta y coges el hilo para hacer una cadeneta más bordeando el abalorio. De este modo, tejes una cadeneta, y el abalorio queda metido dentro de ella. Lamento no tener fotos del proceso, pero no hice ninguna mientras estaba tejiendo...


La de hoy es una ampliación de la entrada anterior pues se trata de un collar, como podéis ver, realizado mediante la misma técnica que la pulsera. En este caso, se puede ver muy bien el efecto que genera la pieza terminada, y mi madre se lo pone dando un giro antes de abrochar para que tenga un aspecto torneado. Está confeccionado con un hilo que tiene bastante cuerpo, y los abalorios son de plástico, muy pequeñitos (quizás 3mm). Un botón con una presilla tejida constituye el cierre del collar.


¿¿Qué os parece este capítulo de mi productivo verano?? Dejadme impresiones o consultas (si pensáis hacerlo) en los comentarios...

Para terminar, y por agilizar un poco las búsquedas a quién pueda interesar, pondré de ahora en adelante enlaces a las entradas anteriores dentro del texto de cada entrada, aunque podéis acceder igual de rápido en la columna de la derecha del Archivo del blog.

Nos leemos pronto,
Juan.

2 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones veraniegas (Capítulo 2)

2 comentarios
Como prometí, esta semana hay nueva entrega de producciones veraniegas. Ahí va una nueva pulsera.

Mi madre la vio en una tienda donde suele comprar lanas, y pidió que se la prestasen para sacarla... La dependienta de ese momento (asalariada, no dueña, pero propietaria de la pulsera-que-le-había-hecho-una-clienta) no quiso dejársela. Pues, ni corto ni perezoso, he aquí el resultado...


El resultado visual es mucho más aparente una vez puesta (como pasa casi siempre con estas cosas cuando soy yo quién se encarga de hacer fotos para cosas de mujer...) No me gustó mucho trabajar este hilo: es una rafia/similar; pero era de mi abuela... Hacer algo con un ovillo de mi abuela es algo que a mi madre siempre le agrada y hace ilusión...

Ya os explicaré como se hace, por si a alguien le interesa. Más que dificultad a la hora de hacerla presenta pesadez: hay que tener paciencia siempre que trabajas ganchillo con abalorios... 

Cambiando de tema, espero que estéis disfrutando del verano. Yo, por mi parte, acabo de quitarme unas cuantas púas de erizo de mar que me clavé cuando estuve buceando hace un par de semanas, y que pensaba que eran un golpe que me dí en el talón... Hay que ser como yo de borrico con los dolores para entenderme, la verdad... Me tiraré un par de días andando como si bailase pasodobles (de puntillas) y espero que las que quedaron por sacar, que son muy chiquititas, se expulsen solas o salgan un poco mas para poder pescarlas con un alfiler... 

Poco mas me queda que contar de momento. Tan sólo, emplazaros a la siguiente entrega de esta mini-maratón de producciones... :P

Juan.

2 comentarios :

Publicar un comentario

Producciones Veraniegas (Capítulo 1)

4 comentarios
Hoy es Lunes. Pero es Agosto... Pienso que es un buen día, uno como cualquier otro, para empezar con la tanda de exposición de mis producciones veraniegas... He pensado que una buena idea puede ser presentar cada una de las cosas que hice en una entrada independiente, y así os mantengo con un ojillo puesto en mi blog... Al final de la secuencia, haré un recopilatorio... No os puedo comentar aún cual será la frecuencia de publicación de estas entradas estivales, pero echad un ojo de vez en cuando e iréis viendo algo nuevo cada vez...

Hoy voy a empezar por unas pulseras. Lo cierto es que son muy fáciles. Hice una para regalar a la ahijada de mis padres y le coloqué un helado en miniatura, de la justo no tengo foto. Están realizadas crocheteando hilo de madeja de bordar alrededor de una cadena. Fáciles hasta ese extremo: es como ir cubriendo una anilla, solo que en otra superficie... De momento hice las seis de la foto, pero quienquiera que haya leído mi blog más de una vez sabrá que no hay que descartar un incremento en la cantidad...


Cuatro, son de mi madre. Y las otras dos de la Prima Mari  (con la que llegué a un acuerdo de hacérselas para que ella pidiese unas agujas de ganchillo extra grandes, pero eso ya será otra entrada en la que hablaré de ella...). Si os apetece que os dé alguna indicación, no tenéis mas que preguntar: son de lo más sencillo que hice este verano, como iréis comprobando a medida que aparezcan nuevos objetos (y eso que aún no pensé en el orden de las entradas...)




Y con esto, y un te rojo con hielo que hay junto a mi portátil, sobre el tapetito de la entrada anterior, me despido hasta la próxima entrada...
Juan.

4 comentarios :

Publicar un comentario

Saludos de verano...

5 comentarios
Cualquiera diría que, tan pronto, hemos gastado más de la mitad del año y estamos de vacaciones... En mi caso, son vacaciones de la facultad (ya queda menos), para ayudar en casa. Pero, en el tiempo libre, mi madre decide ampliar la ocupación de su joyero a costa de mis habilidades... XD

Estos días han sido muy (MUY) fructíferos; he hecho un montón de collares, y alguna que otra pulsera, algún muñeco... De hecho, hice hasta mi primer tapete para un proyecto por acabar. Pero eso os lo contaré en su momento... He planeado dedicar Agosto a contar cosas por el blog, que durante el resto del año lo tengo muy abandonado... No os puedo decir con que frecuencia actualizaré las entradas que tengo en mente; echad un ojo de vez en cuando, e iréis encontrando novedades. En cualquier caso, pretendo hacer una entrada final donde montar una pequeña encuesta y que me dejéis vuestras opiniones en los comentarios...

Pero lo primero es antes: estoy participando en un Teddycambio organizado por la activista del ganchillo, Duende... :P Siento no haberlo podido comentar antes para hacer mas publicidad del intercambio, pero el tiempo es lo que tiene... De hecho, le mandé el mail para participar deprisa y corriendo el día que acababa el plazo de inscripcion... Aquí el cartelito que hizo:


Lo cierto es que me estoy devanando los sesos para saber que hacer a mi Oso Invisible, pues esta chica (por probabilidad, no podía ser otra cosa) hace osos muy bonitos... En fin, espero que lo que tengo en mente acabe por gustar... Lo que si es cierto es que con esta clase de iniciativas, conocemos el trabajo de muchos artesanos que ni conocíamos, y resulta gratificante e inspirador a partes iguales...

En cuanto a collares, pulseras, etc... Ya llegarán. Hoy solo comparto, hecho por mi, un Mandala que encontré por ahí, y un Pincushion a juego para jubilar al que tenía desde hace mil años... El acerico es muy fácil de realizar: si a alguien le interesa y no lo encuentra por la red que me pregunte. El tapetito me lo hice harto de tener que secar la mesa al poco rato de llevar un vaso frío al salón (si, se llaman posavasos, lo se...), y ahora soy mucho más feliz: el rincón de la mesa que uso está colonizado y decorado a juego... XD


Pues nada, por último, solo decir que espero que estéis pasando un buen veranito por mi hemisferio (que calor!!) y que dentro de poquito volveréis a tener noticias de mi... ¡¡Dejad comentarios para saber que tal estáis!!

Juan.

5 comentarios :

Publicar un comentario

Usando nuevos medios...

8 comentarios

Hace ya algo de tiempo que se habla en todos sitios de la Web 2.0, y conceptos similares... Además, mucha gente habrá (cada vez menos) que se pregunte de qué irá ese asunto... Lo cierto es que se trata, exclusivamente, de usar los recursos disponibles para mejorar las opciones de comunicación que pone a nuestro alcance Internet, si nos ceñimos estrictamente al campo de la comunicación.

La entrada de hoy da fe de ello, y es que la estoy creando a través del teléfono. Se trata de un ejercicio de comprobación de las herramientas disponibles en este mundillo 2.0 para hablar, como siempre, de cosas que hice yo.

Pero, ¿por qué he empezado hablando de conceptos 2.0? La respuesta es bien sencilla: mis creaciones, como las de todos los que formamos parte de este original mundillo, no son más que Crochet 2.0. Si nos ceñimos a la definición que antes di acerca de Internet, sólo hay que sustituir palabras para aplicarlo a este campo: usamos recursos ancestrales, como son los hilos, las lanas, unas cuantas agujas... Y con eso, creamos volúmenes nuevos, nuevas formas de arte que no tienen límite, al ser su cota nuestra imaginación... Hace miles de años, nuestros antepasados tejían prendas para abrigarse; ahora, las tejemos para use y disfrute del cuerpo y de nuestra mente/alma. Ese nuevo modo de uso de técnicas casi extintas en muchos casos (puntos olvidados por nuestras abuelas, técnicas de tejido en desuso...) es lo que lo hace tan atractivo a muchos ojos, y por eso es por lo que dio su salto a ser un movimiento mundial avalado por millones de seguidores...

Y una vez hecha mi reivindicación (para que de le dé más valor a lo que de verdad tiene mérito: crear objetos tangibles de los más humildes materiales), os enseño un par de cositas de las que me gusta hacer...

Unos veraniegos helados, que ya cuelgan de mi teléfono... Yummy!!


Y esta simpática sandía, de lo más Kawaii, fue un chantaje emocional para conseguir unos apuntes...


Ahora, me vuelvo a estudiar... Luego miraré en el pc que tal quedó la entrada, por el tema fotos, etc., pero supongo que el teléfono hizo bien su trabajo... Decidme que opináis de todo, y nos leemos pronto!!
Juan.


8 comentarios :

Publicar un comentario

Y cuando llega el calor...

3 comentarios
Estoy poco productivo últimamente, la verdad... No por apatía, o por cuestiones rocambolescas, sino más bien por logística: no soy capaz de sacar tiempo para tanta cosa... 

Hay varios proyectos que no os he enseñado aún. Y voy a empezar por una nueva versión de la funda de mi Kindle... De hecho, sirve de argumento para el título de la entrada. Es que con su fundita de lana, ya no estaba cómodo el pobre eReader, y hubo que hacerle algo mas fresquito...


Es exactamente igual que la anterior, pero realizada con hilo, y tanto la sensación de trabajo con ese punto (Punto Estrella, se llama), como el resultado final son realmente diferentes... En la mano, resulta muy agradable, y como eran restos de jerseys/chaquetas de la familia (fueron robados de forma furtiva de una caja de restos de lanas de mi madre que vive en la cochera...), usé un resto más para hacer una funda para mi teléfono nuevo (un Sony XPERIA S, la mar de bonico). Resultado...


Igual es un poco naranja (pero es que un teléfono es como la caja negra de un avión: o lo pones resultón, o no lo encuentras en la vida...) Está un poco sosa, pero es perfecta para lo que la necesito: sobria, llamativa, y con capacidad de mejora (poniendo a su lado algún colgajillo para moviles... XD)

Y, como no podía ser menos después de fechas señaladas en el calendario de una madre, acabé haciéndole un collar... En la foto que hay un poco mas abajo podéis ver dos, y es que cuando mi madre se pone mis cosas, acaban surgiendo compromisos que, en algunos casos, son ineludibles... Así que que los collares quedaron como veis. ¿Que os parecen? Si pincháis encima, se abre la foto mas grande. Y con luz de sol, los cristales brillan mucho, mucho más, y queda la mar de vistoso.


Por último, decir que ya estoy con los exámenes encima, y si poco hago, menos haré en un par de meses... Alguna cosa queda en mi lata de trabajos en proceso, que pronto tendrán forma.Además, tengo que hacer un par de muñecos para dos niñitas recién nacidas, ambas ahijadas de mis compañeros de piso, y lo suyo es que les haga algún regalillo. A ver que tiempo saco, y que se me ocurre...

¡¡Contadme un poco como van vuestras vidas!! Los comentarios están muy huérfanos últimamente, pero desde que el contenido de los blogs se lee en el telefono mediante app's como Flipboard, Pulse, o simplemente, GReads, lo de dejar comentarios va pasando al olvido (confieso que a mi me pasa: os leo, y luego olvido pasar por vuestros blogs a dejar comentarios) 

Un abrazo,
Juan.

3 comentarios :

Publicar un comentario

No queda papel para libros...

5 comentarios
Seguramente el título sea alarmista. Y no es que haya despertado mi consciencia ecológica de manera repentina, pero es cierto que cada vez se consume más papel y cartón sin preocuparnos, siquiera, si la industria es sostenible...

Hace no mucho, empezó a hablarse que con los ordenadores se consume menos papel, y etc. Pero lo cierto es que la consciencia ecológica es mínima: a diario, supermercados, grandes superficies y demás distribuidores consumen un exceso  de papel y cartón que nadie se preocupa por controlar. ¿Cuántos periódicos, o revistas, o libros acaban en el contenedor azul? Es cierto que hay una especial sensibilidad con el asunto del reciclaje (todos sabemos ya que una bolsa si que tiene precio), pero se trata de una cuestión administrativa (las bolsas de la fruta siguen siendo gratis, por ejemplo...)

Kindle con su funda.
Así que yo, que como todo estudiante consumo casi más celulosa que hidratos de carbono, he decidido comprar un eBook. Y eso, ¿qué es? Pues se trata de un dispositivo de tinta electrónica que sustituye con una calidad indiscutible al papel. Concretamente, he comprado un Kindle de Amazon (el de la foto, con su fundita...)

La principal razón que me llevó a escoger este dispositivo frente a la competencia fue, obviamente, el precio. Es el más barato de todos pero no por ello peor que ninguno. Realmente, su fabricante (que hace negocio vendiendo, principalmente, libros por internet) ha creado un dispositivo digno de tener. Realmente, lo ideal a la hora de fijarse en esta clase de dispositivos es en la clase de pantalla que usan. Pero para alguien ajeno a siglas y cosas parecidas, lo más importante es decidir para que quieres el dispositivo. Y eso, este lo responde enseguida: para leer. Dispone de navegación web (en fase experimental) y, si bien no es su fuerte, es realmente útil para leer artículos/feeds/noticias que son un poco largas en el dispositivo. Puedes, igualmente, visualizar fotos en blanco y negro con gran detalle (casi todos los dispositivos de este tipo tienen una pantalla con sensibilidad para diferenciar hasta 16 tonos de gris). Tomar notas, y subrayados puede ser algo tedioso en este dispositivo, al no tener pantalla táctil, pero en mi modesta opinión, no me parece lo más relevante para esta clase de dispositivos. El mercado del libro electrónico está por explotar en España (y con la llegada del gigante del eBook, lo va a hacer a base de bien), por lo que para quienes sean aficionados a la lectura les recomiendo, sinceramente, esta compra. Y mas concretamente, la de este dispositivo frente a los de la competencia: el formato (que es especifico) no es problema, ya que para gestionar una biblioteca digital se hace imprescindible algún programa que lo haga, y todos incluyen conversión de formatos. Es muy agradable en la mano (y ya sabéis que las mías no son chicas) e incrementa vuestro ritmo de lectura exponencialmente (te olvidas de que tienes un cacharro en las manos, y lees, lees, lees...)

Pero claro: algún inconveniente debe haber. Y es que como todos los caprichos, los accesorios son caros (o lo siguiente, según el caso). El Kindle me costó 99€. Y la funda que me gusta, que incluye luz por si las moscas, vale 55€. Esto es mas del 75% del precio del dispositivo. Y como la economía no está para esos caprichos de momento, me he hecho una funda yo. A ganchillo, como mandan los cánones... 


Abajo del todo de la funda, lo de siempre: punto bajo. La parte principal (por ser la más grande) la tejí con un punto que crea un efecto muy original, algo acolchado, que se llama punto estrella, y al final simulé un pequeño efecto de elástico. En las fotos podéis haceros una idea algo mejor de la textura que crea el tejido. Y lo cierto es ¡que me encanta! Queda perfecto en el eBook, sin apretarlo demasiado, sin estar suelto. Lo que suele ser como un guante...

Podéis decirme que os parecen, tanto mi adquisición como la funda que ahora le protege de polvillo y arañazos casuales. En el blog hay un cambio mínimo, por cierto: como suelo crear entradas un poco largas, he decidido que sólo se vea la última. En el margen derecho, podéis navegar con comodidad con las entradas anteriores del blog; creo que esto no supondrá ningún problema para nadie... He quitado, igualmente, la lista de blogs que leo o el hueco de gente que lee mi blog; básicamente, porque ya no uso esas herramientas, y no me eran útiles... Espero vuestros comentarios, como siempre,

Juan.

5 comentarios :

Publicar un comentario

Se nos hiela el pensamiento...

5 comentarios
Ya sabéis que estoy de exámenes, y por eso no aparezco nada por estos lares... Lo cierto es que entre la facultad, y mi cruzada personal contra la pelusa que vive (aunque yo la desaloje con mucha frecuencia) en mi cuarto, casi no tengo tiempo para tejer... Ahora, si tengo un poco de ocio, aprovecho y leo un rato (no te rompe la dinámica de estudio, y desconectas de los apuntes), o echo una partidilla a la 3DS... Pero, principalmente, leo.

De hecho, ahora me apetece tanto leer que estoy pensando en comprar un libro de tinta electrónica, concretamente un Kindle, y retrasar la compra del tablet que tenía prevista para estas fechas a cuando la tecnología del mercado me permita decidirme. Y como leo, no puedo dejar de recomendaros "El temor de un hombre sabio", de Patrick Roothfus. Es la segunda parte (esperada con ansia desde hace tiempo) de "El nombre del viento". Y si os gusta un poco la fantasía, es una saga imprescindible. Por el contrario, no os recomendaría con mucho énfasis "La biblioteca de los muertos", de Gleen Cooper. Es una novela policíaca al uso, con su trama pseudo-histórica entremezclada, que tarda mucho (para mi gusto) en arrancar. Tiene una segunda parte que, seguramente, leeré cuando me apetezca algo así de ligero...

Pero este blog es de cosas que hice yo, y a eso voy... Una tarde, al volver de un examen (un viernes, para mas señas), no tenía ganas ningunas de ponerme a estudiar más. Así que como venía una ola de frío, me puse a hacerme un gorro de ganchillo (mi primer gorro por siempre jamás...). Un par de tutoriales después, estaba manos a la obra. No salía lo que yo buscaba. Deshacer. Más experimentos. Deshacer. Otro experimento más. Deshacer... Hasta que di con la tecla, y me hice un gorro cuyo efecto imita la pata de gallo (creo que se llama así). El remate, un poco de simulacro de punto elástico de dos agujas, pero tb en ganchillo... El resultado...


Sí. Tiene un pájaro. Gris... ¡Jeje! El gorro fue para Sonia. Sencillamente, pasó por allí en el momento oportuno, así que se sacó un gorro que espero use, y le mantenga la cabeza calentita... Pero no fue la única: Dani, también pasó por allí, y se acabó llevando otro que hice al día siguiente.


Aquí podéis ver ambos gorros, dobladitos de forma práctica. El resumen es que aquí sigo yo, sin gorro alguno, pero habiéndome despejado un rato con el ganchillo y las lanas, habiendo tenido las manos calentitas, y feliz al hacer un par de regalos. Espero que acaben dándoles buen uso... Por cierto, ¿qué os parecen?


Yo, por mi parte, voy a seguir estudiando un rato. Me acaba de salir una segunda nota hace un momento, y ya llevo dos asignaturas aprobadas (bien por mi!!). Ahora, cuando tenga algo libre, leeré 1984, de Orwell, que es lo que me ocupa ahora. Pronto, pasaré del soporte físico al digital en los libros, y pese a que me gusta mucho como huele un libro nuevo, tener un lector digital no evitará que me compre algún que otro libro mas para mis estanterías... 

Nos leemos pronto,
Juan.

5 comentarios :

Publicar un comentario