Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

No queda papel para libros...

5 comentarios
Seguramente el título sea alarmista. Y no es que haya despertado mi consciencia ecológica de manera repentina, pero es cierto que cada vez se consume más papel y cartón sin preocuparnos, siquiera, si la industria es sostenible...

Hace no mucho, empezó a hablarse que con los ordenadores se consume menos papel, y etc. Pero lo cierto es que la consciencia ecológica es mínima: a diario, supermercados, grandes superficies y demás distribuidores consumen un exceso  de papel y cartón que nadie se preocupa por controlar. ¿Cuántos periódicos, o revistas, o libros acaban en el contenedor azul? Es cierto que hay una especial sensibilidad con el asunto del reciclaje (todos sabemos ya que una bolsa si que tiene precio), pero se trata de una cuestión administrativa (las bolsas de la fruta siguen siendo gratis, por ejemplo...)

Kindle con su funda.
Así que yo, que como todo estudiante consumo casi más celulosa que hidratos de carbono, he decidido comprar un eBook. Y eso, ¿qué es? Pues se trata de un dispositivo de tinta electrónica que sustituye con una calidad indiscutible al papel. Concretamente, he comprado un Kindle de Amazon (el de la foto, con su fundita...)

La principal razón que me llevó a escoger este dispositivo frente a la competencia fue, obviamente, el precio. Es el más barato de todos pero no por ello peor que ninguno. Realmente, su fabricante (que hace negocio vendiendo, principalmente, libros por internet) ha creado un dispositivo digno de tener. Realmente, lo ideal a la hora de fijarse en esta clase de dispositivos es en la clase de pantalla que usan. Pero para alguien ajeno a siglas y cosas parecidas, lo más importante es decidir para que quieres el dispositivo. Y eso, este lo responde enseguida: para leer. Dispone de navegación web (en fase experimental) y, si bien no es su fuerte, es realmente útil para leer artículos/feeds/noticias que son un poco largas en el dispositivo. Puedes, igualmente, visualizar fotos en blanco y negro con gran detalle (casi todos los dispositivos de este tipo tienen una pantalla con sensibilidad para diferenciar hasta 16 tonos de gris). Tomar notas, y subrayados puede ser algo tedioso en este dispositivo, al no tener pantalla táctil, pero en mi modesta opinión, no me parece lo más relevante para esta clase de dispositivos. El mercado del libro electrónico está por explotar en España (y con la llegada del gigante del eBook, lo va a hacer a base de bien), por lo que para quienes sean aficionados a la lectura les recomiendo, sinceramente, esta compra. Y mas concretamente, la de este dispositivo frente a los de la competencia: el formato (que es especifico) no es problema, ya que para gestionar una biblioteca digital se hace imprescindible algún programa que lo haga, y todos incluyen conversión de formatos. Es muy agradable en la mano (y ya sabéis que las mías no son chicas) e incrementa vuestro ritmo de lectura exponencialmente (te olvidas de que tienes un cacharro en las manos, y lees, lees, lees...)

Pero claro: algún inconveniente debe haber. Y es que como todos los caprichos, los accesorios son caros (o lo siguiente, según el caso). El Kindle me costó 99€. Y la funda que me gusta, que incluye luz por si las moscas, vale 55€. Esto es mas del 75% del precio del dispositivo. Y como la economía no está para esos caprichos de momento, me he hecho una funda yo. A ganchillo, como mandan los cánones... 


Abajo del todo de la funda, lo de siempre: punto bajo. La parte principal (por ser la más grande) la tejí con un punto que crea un efecto muy original, algo acolchado, que se llama punto estrella, y al final simulé un pequeño efecto de elástico. En las fotos podéis haceros una idea algo mejor de la textura que crea el tejido. Y lo cierto es ¡que me encanta! Queda perfecto en el eBook, sin apretarlo demasiado, sin estar suelto. Lo que suele ser como un guante...

Podéis decirme que os parecen, tanto mi adquisición como la funda que ahora le protege de polvillo y arañazos casuales. En el blog hay un cambio mínimo, por cierto: como suelo crear entradas un poco largas, he decidido que sólo se vea la última. En el margen derecho, podéis navegar con comodidad con las entradas anteriores del blog; creo que esto no supondrá ningún problema para nadie... He quitado, igualmente, la lista de blogs que leo o el hueco de gente que lee mi blog; básicamente, porque ya no uso esas herramientas, y no me eran útiles... Espero vuestros comentarios, como siempre,

Juan.

5 comentarios :

  1. Yo que te voy a decir, que lo tengo desde Reyes y me encanta, suave al tacto, ligero, y ademas se lee de maravilla.
    La funda que te has hecho es precioooooooosssssaaaaaa, los colores y los puntos. Eres un artista total.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada, superútil, la verdad que me está tentando el Kindle....Y la funda me encanta!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el kindle desde hace un año y pico y es una grandísima adquisición... no es el mismo modelo que el tuyo pero da lo mismo: se lee fenomenal, la batería dura una eternidad y tiene una muy buena capacidad de almacenamiento.
    La funda te ha quedado muy chula... yo compré una, pero no tan cara como la que te gusta a ti.

    ResponderEliminar
  4. QUE ME ENCANTA!!
    Yo también me sumé este año al mercado de los ebooks, después de cotillear todos los dispositivos (incluido este que me pareció de lo mejorcito) al final cayó un Ipad de los refurbished, que son más baratitos, porque le puedo sacar más partido que sólo leer, y para un culo inquieto es genial... y yo también le hice mi fundita!! A ver si la enseño!

    ResponderEliminar
  5. Cuando puedas pásate por mi blog, te he dejado un regalito.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar