Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Producciones veraniegas (capítulo 7)

3 comentarios
Finalmente, para el capítulo de hoy me he decantado por este collar...

Se trata de algo más que visto entre las "joyas" tejidas con crochet. Lo cierto es que ribetear un botón no es la idea más novedosa que puede ocurrirse a alguien, pero el hecho de usar botones de nácar y un abalorio grandote confiere al collar un cierto carácter muy étnico (leñe con las tildes, me ha dado hoy por usar palabras que las llevan...) Los botones de nácar son algo "incómodos" de trabajar con esta clase de técnicas, pues no son uniformes en sus superficies. En esta ocasión, de la caja de materiales salió un cierre metálico de esos que son un palito y un circulillo para rematar la lavor...


Además de los mencionados botones y abalorio de nácar, el hilo empleado para tejer el collar (o más bien, componerlo ribeteándolo) fue el mismo del collar de tiras y abalorios del capítulo 3 de éste verano. Es un hilo que queda muy aparente para esta clase de trabajos, a decir verdad, pues tiene bastante cuerpo y se sustenta muy bien una vez trabajado. Si bien es cierto que se trata de uno de esos ovillos que deben vivir fijos en un mismo lugar siempre que los trabajas: nada mas retirar el fajín del ovillo, un buen número de vueltas se desmoronan. Y cuando lo estás gastando, para evitar líos indeseados, otro montoncito cae... Por suerte, no es un hilo propenso a quedar enganchado, dando lugar a esos nudos inoportunos que todos nos hemos afanado en deshacer en más de una ocasión... Debo mirar el fajín, y comentar como se llama, pues si os da por hacer alguna cosa de este estilo es altamente recomendable.


A las alturas de mes que nos encontramos, está claro que no voy a ser capaz de enseñar todo antes que acabe Agosto... Estoy contento de que el marcador de visitas crezca con cada entrada que escribo, y sé de buena tinta que hay mucha gente leyendo al margen de los comentarios. Sin ir más lejos, todo el contenido que yo mismo consumo lo leo a través de un lector de feeds (para quién no esté puesto en estas cosas, es una especie de "suscripción" a tus lugares favoritos que se encarga de colocar todo el nuevo contenido en un mismo lugar) en el móvil, con lo que los comentarios a entradas geniales que leo quedan en el olvido la mayoría de las veces. Pero, dentro de poco, voy a forzar a todo el mundo que pase y lea a dejar algún comentario... Cualquiera que lleve algo de tiempo en este mundillo sabe a qué suena eso, pero os dejo con la intriga hasta que madure la idea...

Ya van quedando menos cosas para mostrar... Hay entradas algo menos interesantes, como la anterior, pero no quería dejarlas en el olvido. Pero se de buena tinta que os tienen que estar gustando más de una entrada. Nos leemos pronto,

Juan.

3 comentarios :

  1. jajajaaa eres genial. Ya te digo, que cuando quieras tienes otra madre por los madriles.
    en cuanto a lo de "forzar", ya me huelo a qué te refieres.
    Abrazos y sigue asi de de buen hijo, haciendo cosas para tu madre.

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que te quedo muy lindo ese collar.. suelo mucho ponerme ese estilo. Cuando visite Buenos Aires, entre a mublet para ver donde estaban las ferias hippies para conseguir este tipo de accesorios ya que no soy muy buena con las manualidades

    ResponderEliminar