Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Producciones veraniegas (capítulo 8)

2 comentarios
¡¡Muy buenas!! Se está agotando el verano... Ya es Septiembre, y se nota como ha cambiado el tiempo (al menos donde vivo...)

Con esta, ya suman 8 las entradas referidas a mis "trabajos" veraniegos... Y es que ya os avisé, a principio de Agosto, que este verano había sido muy productivo en esta materia... Ahora, estoy un poco más liado, con las agujas en su lata, en el último estante. Y es que los exámenes no perdonan... Como hice un examen ayer y hasta la próxima semana no tengo el siguiente, esta mañana decidí echar un rato con el portátil. Lo he desarmado todo, todito... Casi 500 tornillos después de haber empezado, llegué a mi meta: el ventilador... Limpio ahora de polvo y más polvo, no se oye ni un soplido, y ha dejado de sobrecalentarse... Me daba un poco de miedo desarmarlo (vaya ingeniero, pensaréis, porque lo mismo pensé yo). Y es que los amados ingenieros japoneses que tuvieron a bien diseñar mi ordenador decidieron que limpiar el ventilador debería ser obra de ingeniería en si misma. Pensad que para poder acceder a mi ventilador, solo quedaban dos (dos!!) tornillos sujetando la pantalla a la placa base en todo el ordenador. Esto es que hay que llegar a despedazar el portátil entero, entero, para poder quitar una cubierta trasera... Pero ya está hecho, y ahora todo va a las mil maravillas...

Hoy os enseño unas pulseras... Pulseras de Macramé y tuercas... Empezaron como siempre: un par de pulseras para mi madre, con materiales que había por casa rodando. Están hechas con cola de ratón, y tuercas de componentes electrónicos (motores, etc... que son más caras, la verdad...) Pero la historia ha acabado traspasando las fronteras de casa, y llevo ya vendidas más de 20... ¡Jeje! Mi madre, mis tías, primas... incluso mi abuela se han llevado las pulseras por ahí, de paseo, y han vendido para mi... ¡Mil gracias a mis agentes de ventas! Ese dinerito es para guardar lo que pueda, que tengo que ahorrar mucho para visitar Japón, de nuevo, el próximo año.


Así que enlazando con lo anterior, si alguien está interesado en comprar algo de lo que hago yo, no dudéis en poneros en contacto conmigo para ver si podemos alcanzar algún acuerdo.

Como siempre, abajo del todo os dejo un pequeño resumencillo de todo lo que he ido haciendo, si bien podéis usar la lista que hay al lado derecho de vuestras pantallas para saltar a la entrada que queráis. Os cuento ya que sólo quedan dos entradas de esta serie. Una es para enseñar un material que adquirí en verano (y del que os dí pistas en alguna entrada anterior), y el otro el collar estrella de esta serie (a mi parecer...) Espero que os hayan gustado las pulseras de hoy y ¡¡hasta la próxima entrada!!


Nos leemos pronto,
Juan.

2 comentarios :

  1. Pues sí que me han gustado muchñisimo tus pulseras. Impresionantes. Abrazos y que vayan bien las ventas.

    ResponderEliminar
  2. me encantan! y yo también le robo los componentes electrónicos a mi marido para mis cositas... está tan resignado ya, que cuando compra para él, compra para mí componentes que no necesita pero cree que me van a servir!!

    ResponderEliminar