Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Madre no hay más que una.

No hay comentarios
Esta entrada de la serie del Belén se la dedico a mi madre (por si acaso acaba leyendo estas líneas), y no podría versar sobre otra persona que no fuese la Madre, por excelencia, para millones de creyentes.


La figura de la Virgen María es una de las más veneradas del Misterio del Nacimiento para la fe católica, y su embarazo (o cómo montó el belén) constituye uno de los dogmas más cuestionados de esta religión mayoritaria tanto dentro como fuera de la propia organización.

Mide unos 8.5 cm, y no se trata de una de las piezas mas difíciles del conjunto, si bien hay que coser un poco; el demonio está en los detalles, y una mala costura puede echar a perder una pieza bien elaborada. Puede parecer pequeña en contraste con los 8 cm que mide el Niño Jesús (corona incluida), pero esas dimensiones relativas magnifican el tamaño de éste último que es, en definitiva, el protagonista del asunto.

Si alguien tiene algún comentario sobre esta imagen, estaré la mar de agradecido de leerlo, y espero que, aunque sea de forma breve, esta serie de entradas divierta a quienes me leen un poco. Trataré, en la medida de lo posible, de no llenar estas entradas con cosas que no sean acerca de este Portal de Belén.

Nos vemos con la próxima figura... ¿Quién esperáis que sea? Un saludo enorme,
Juan.

No hay comentarios :

Publicar un comentario