Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Una bufanda nueva.

No hay comentarios
Tal y como os prometí en la entrada anterior, no todo va a ser 12 Meses, 12 Muñecos en el blog. Hoy os traigo algo que ha salido de la intención de aprender nuevas técnicas, mientras espero que me sigáis enviando fotos de como quedan vuestros muñecos.

Quienes siguen mi blog desde hace tiempo saben perfectamente que mi técnica de cabecera es el ganchillo, y que me dedico, fundamentalmente, a tejer Amigurumi con mayor o menor acierto. En torno a ese universo, creo cosas propias, cuyos patrones escribo de vez en cuando, o tejo siguiendo otros diseños. Pero mi relación con las lanas es algo más amplia que eso.

Desde que era pequeño, mi madre me vistió con prendas y complementos hechos a mano. A mi abuela Engracia siempre la recuerdo con un cono de hilo, y un ganchillo en la mano. Mi padre, manitas por excelencia, siempre está tratando de arreglar/inventar cualquier cacharro. Por todo eso, quizás, mi afición a crear cosas, o mi relación con los hilos no es nada nuevo: cuando se me presenta la ocasión, no dudo en ponerme a trabajar en algo que, probablemente, desconocía hasta entonces.

Fue así como empecé a confeccionar Amigurumi hace años. Y volvió a suceder más recientemente cuando decidí tejer prendas que pudiese llevar. Yo ya conocía los rudimentos de tejer con dos agujas con anterioridad pero no me resultaba cómoda la técnica; quizás por esa razón, nunca me decidí a tejer ninguna prenda de punto. Pero tras la bufanda que hice con la cata de lanas, y mi re-descubrimiento de las agujas circulares, esta situación cambió dramáticamente.

Es por eso que decidí tejer una bufanda que ví en una web americana, llamada Purl Bee: la Stitch Block Cowl, o Bufanda de Bloques de Punto. Purl Bee es el blog de una tienda online, llamada Purl Soho, con sede física en Nueva York, y sacan proyectos de punto, ganchillo, costura, etc constantemente. En el enlace de la bufanda se puede seguir un completo tutorial para confeccionar esta prenda sin problema alguno (salvo el del idioma, para quién desconozca como leer un patrón de punto en inglés). La bufanda (cerrada en redondo para que sea un cuello infinity, de esos que dan dos vueltas los días que hace mucho frio) se confecciona trabajando puntos del derecho y del revés únicamente. Tiene dos "técnicas" que pueden resultar más complicadas a priori, como son el montaje de puntos provisional para cerrar en redondo sin costura, incluyendo el propio proceso de cerrado de la bufanda, o el hecho de tener que tejer en la vuelta anterior dejando "puntos escapados" para generar las texturas de los distintos bloques.

LosHiceYo - Stitch Block Cowl
La lana que he utilizado se llama Merino Oxford, de Lanas Stop. Esta hilatura pide unas agujas de 5-5.5mm, pero yo he trabajado con 4mm, ya que al tener puntos escapados no me gustaban los huecos que dejaban las agujas recomendadas. Las fotos de la prenda terminada distorsionan un poco el color: lo de la cámara en condiciones empieza a ser urgente. Se trata de un blanco sin tintar, del color de la lana, un azul azafata y un azul marino. Cuando iba avanzando la bufanda, no me gustaba como quedaba el revés, ni el ancho tan exagerado de la prenda, de modo que decidí seguir con esos puntos para coserla doble. Da un poco más de calor, pero el invierno que viene será toda una delicia para los días más fríos. Hay un par de errores, fruto de la falta de experiencia con la técnica. Además, hubo alguna que otra crisis cuando tuve que deshacer alguna vuelta y coger los puntos de nuevo (recordad que estas texturas se consiguen con "puntos escapados"). Después, una costura prácticamente invisible remata la bufanda por detrás sin que apenas deje volumen. Lo de esta costura para dejarla la mitad de ancha también tuvo que ver con el efecto que generaban los cambios de color en el borde exterior.

El caso es que, pese a que no le voy a sacar demasiado partido en lo que queda de temporada, estoy muy orgulloso de mi trabajo. Espero que mi incursión en el mundo del tricot os haya gustado tanto como a mi: tened en cuenta que apenas he tejido casi nada a dos agujas. Por mi parte, ya empiezo a ojear diseños en las redes sociales de turno, o en revistas de punto para decidir que prenda cogeré el otoño próximo para hacerme. Sirva como adelanto, promesa o "mardisión-hitana-pa-ti", este año me tengo que hacer un jersey.

Podéis contarme que os parece mi bufanda en versión comentarios, o pedirme ayuda si os llama la atención y necesitáis alguna indicación sobre los puntos que emplea, o algún remate. Por mi parte, me despido hasta la próxima entrada.

Un saludo enorme,
Juan L.

No hay comentarios :

Publicar un comentario