Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Un collar (más) para mamá....

3 comentarios
El pasado verano, cuando tanto se llevaban los llamativos colores flúor, mi madre se tejió una chaquetilla/abrigo calado de hilo en crochet, que llevaba esos colores en los filos en contraste con el color crema predominante.

La cuestión es que, en su alijo de lanas e hilos acabaron cuatro o cinco ovillos de un hilo acrílico muy fino casi intactos. Y tal y como todo el mundo sabe, tener material acumulado genera nuevos proyectos.

Escogiendo tres de los más llamativos colores de ese resto casi intacto, con lo que me dispuse a confeccionar un collar para que mi madre lo pudiese lucir durante los luminosos días de verano, cuando estuviese morena de la playa. Sin embargo, hay ocasiones en las que llegas a un punto de bloqueo creativo.

La norma era utilizar tres cabos para tejer un nudo. Con esa premisa en mente, y un nudo ya encontrado, solo había que tejer el tubo de crochet para forrar el cordón y terminar de confeccionar el collar. En cambio, no me convencía mucho el que tres cabos pasasen para la zona trasera del cuello. Fue por eso por lo que, al final, acabó guardado en la caja de los UFOs (del Inglés, UnFinished Objet, u Objeto sin Acabar) a medio terminar.


Durante la pasada Semana Santa, aprovechando los días de descanso mientras tejía los conejos del CAL para Abril, volví a sacar el collar para ver como terminarlo. Entre los hilos, pensando en más proyectos, vimos un gris del mismo tipo que los colores flúor y algún engranaje se ajustó en mi mente: podía crear con ese gris una especie de anclaje de crochet simulando una cadena, de modo que fuese un solo cabo el que recorriese la zona de la nuca. Prácticamente todo el trabajo duro estaba hecho: había suficiente material para el nudo, de modo que lo terminé. En cualquier caso, he de decir que tenía el nudo ya hecho "en sucio", y cuando fui a completar el collar ¡no recordaba por dónde cogerlo!


En las fotos puede verse el resultado. Se trata, quizás, de una pieza un tanto llamativa por los colores que monta, pero es mi madre quién se lo va a poner y ella tiene recursos suficientes para lucirlo y hacer que se vea más o menos: todo tiene que ver con cómo te lo pones, o con qué. En la imagen, aún le falta el cierre, pues mi madre lo prefiere magnético (por comodidad), y cuando tomé la instantánea aún no lo había comprado. En cualquier caso, he sacado un proyecto más de la casa de los "Proyectos sin Acabar", acortando así la lista de cosas pendientes que llena la zona de notificaciones de mi iPad, y lo quité de los borradores pendientes de mostrar.

¿Qué os parece? A mi el nudo me encanta, y el efecto de los colores causa un poco más de impresión inicial que cuando lo miras una segunda vez. Ahora puedo estar tranquilo de que mi madre sea visible si se avería su coche en carretera... :-)

Un saludo enorme,
Juan L.

3 comentarios :

  1. Toma chulada!!! Desde luego super original, y tu madre qué moderna no?
    Como siempre, te ha quedado bordado!! ;D

    ResponderEliminar
  2. Super chulo!! tu madre estará super contenta!! desde luego que no había visto nada igual!! enhorabuena

    ResponderEliminar