Un lugar lleno de cosas que no sirven para nada...

Con la tecnología de Blogger.

Un poco de Knitting...

2 comentarios
Hoy os traigo una entrada para hablar de un gorro. Habitualmente, mi herramienta es una aguja de crochet (o varias, según el caso) Pero, desde hace un tiempo, hago pequeñas incursiones en el mundo del punto.

En mis recuerdos de infancia mi madre siempre ha tenido algún proyecto vinculado a la lana o al hilo empezado. Mi abuela era más de crochet; el punto no se le daba demasiado bien (o sí, a sabiendas que aprendió por su cuenta con dos cañas, y creo que de ahí es de donde viene mi vena autodidacta). No obstante, a mi el punto me resultaba algo aparatoso: tener que abrazarse a dos agujas me parecía muy ortopédico. Un día, registrando rincones en casa, encontré unas agujas circulares que mi madre tenía guardadas en una caja y probé con ellas: todo me pareció mucho más cómodo...

El punto, sin embargo, quedó relegado a un segundo plano: ya tenía nociones básicas de punto, y para mi era suficiente por el momento. Como estaba bien abastecido de prendas confeccionadas con esta técnica, no necesitaba ponerme a tejer para mi. Pero el tiempo pasa, las inquietudes cambian, ves patrones que te llaman la atención y pasa lo que pasa: buscas lana y te pones a tejer en pleno Agosto.

El resultado fue este gorro, tejido con la lana que compré a Nekane para el KAL: Kvothe (...), trabajada con circulares intercambiables haciendo uso de Magic Loop cuando no había hueco, de 4mm y 4.5mm. El modelo, Windschief de Stephen West. Se trata de un patrón sencillo, donde trabajas con puntos retorcidos, y creces y reduces para crear esa forma de onda tan original que da nombre al diseño. El patrón incluye las instrucciones para formar una braga, en lugar de un gorro, pero yo quería un gorro chulo, y no un set (por ahora).

Este invierno, tengo pensado mantener bien calentita la cabeza: me encanta hacer gorros, tejiendo en redondo y sin costuras, sin tener que abrazarme a una aguja de casi medio metro. Ya el pasado invierno tejí unas cuantas prendas, y creo que este no va a ser menos.

¿Que os parece el gorro? Se que la imagen no es nada del otro mundo. De hecho, desmerece un poco al pobre gorro, pero quería enseñarlo cuanto antes, y ya llevaba desde Agosto en el cajón de "borradores pendientes de foto", pero en todo este intervalo de tiempo no he aprendido a hacer una buena foto de un gorro. Además, tratándose de un gorro de estos pequeñitos, que quedan muy ajustados, más difícil resulta capturar su forma sin cabeza dentro...

En unos días os enseño mi cocodrilo, que está deseando que lo veáis, y quizás os enseñe un poco de My Misio. ¿¿Cómo lleváis vuestras tareas de tejer este mes?? Estuve un poco en casa, y mi madre me ha colocado un trabajito extra de ganchillo que va a molar un montón. En facebook, tumblr, twitter o instagram (arriba están los respectivos enlaces) suelo avanzar cosas que no tienen por qué pasar por el blog, así que ¡¡estad al tanto!!

Un saludo enorme, 
Juan.

2 comentarios :

  1. Es genial!! yo todavía no domino el punto, pero estos proyectos son los que me animan a seguir intentándolo con las agujas (que para mi tampoco son muy cómodas) !! nunca he tejido con las circulares, pero ahora me animaré seguro...eres un artista, no se te resiste nada :)
    Estamos deseando ver ese cocodrilo molón, yo ya tengo a my misio listo, ahora falta ponerse al día con los peces y Tuxedo Sam :( ...un beso grande y feliz día!!

    ResponderEliminar